Impulsores institucionales y políticos de la migración centroamericana 

Informe provisional y recomendaciones: Grupo de Trabajo de Centro y Norteamérica sobre Migración

Cuando se pregunta a personas migrantes de Centroamérica por qué decidieron dejar sus países, hay una variedad de respuestas: mejores oportunidades económicas, reunificación familiar, protección contra la extorsión y la violencia criminal, esperanza de un futuro mejor para sus hijos. A menudo, se trata de una combinación de factores que están asociados entre sí. Las pandillas criminales están vinculadas a la corrupción. La mala gobernanza genera o agrava la pobreza. El bajo crecimiento económico está vinculado a las deficiencias del estado de derecho y la falta de rendición de cuentas. Debido a la corrupción y los intereses arraigados de las élites, los ingresos fiscales son insuficientes para proporcionar servicios públicos adecuados. Incluso los efectos de los riesgos ambientales están determinados por la pobreza y factores políticos. Es difícil separar los impulsores políticos de la migración (corrupción, falta de rendición de cuentas, violencia criminal, estado de derecho débil) de las presiones económicas y ambientales que llevan a cientos de miles de personas centroamericanas a abandonar sus hogares y emprender el generalmente peligroso viaje hacia el norte. El Cuadro 1, basado en una encuesta de 2019 de personas con intención de emigrar, demuestra claramente la primacía de los impulsores económicos de la migración, siendo la victimización por violencia la segunda razón más común. Si bien dos tercios de los encuestados tienen un familiar que vive en el extranjero, solo el 3 por ciento en los tres países del norte de Centroamérica indicó que la reunificación familiar era su principal motivación para migrar.

Éste es uno de dos informes sobre cómo atender las causas fundamentales de la migración desde Centroamérica; el otro informe se centra en los impulsores económicos y ambientales de la migración.Reconocemos que todos ellos están estrechamente relacionados y que intentar separarlos resulta artificial Pero también creemos que hasta que no se atiendan los impulsores políticos, será difícil atender las causas económicas. El simple hecho de proporcionar más asistencia económica no detendrá la migración. De hecho, como consideraremos en el próximo informe, el desarrollo económico a menudo conduce inicialmente a mayor migración (De Haas 2017), la cual sólo disminuye cuando se alcanza cierto ingreso per cápita. Costa Rica también ofrece un contrapunto interesante. Si bien el país tiene problemas, también es conocido por su sólido estado de derecho (así como por la falta de un ejército permanente) y los costarricenses no están organizando caravanas ni migrando hacia el norte en grandes números.   

No se pueden pasar por alto los delicados problemas de los impulsores políticos de la migración. Desafortunadamente, tampoco existen soluciones rápidas. La corrupción y el crimen organizado han sido una presencia constante en el norte de Centroamérica durante las últimas dos décadas. Como dijo Norma Torres (Cámara de Representantes de EE. UU.) en un evento del Wilson Center en 2019, “Washington es el tipo de lugar que espera resultados rápidos y deslumbrantes. Los períodos de atención son muy cortos, pero el cambio que se necesita en Centroamérica es el tipo de cambio que lleva décadas, si no es que generaciones, para concretarse.”

Las medidas a corto plazo, como algunas de las que está aplicando el gobierno de Biden, parecen priorizar el control de la migración sobre el apoyo a los esfuerzos para atender sus causas fundamentales, como por ejemplo las medidas anticorrupción (Kitroeff 2021). Esto es políticamente conveniente, pero envía el mensaje equivocado a los gobiernos centroamericanos: si cumplen con las demandas de Estados Unidos para frenar la migración, se quedarán solos al lidiar con preocupaciones políticas internas--incluso en aquellas que pueden conducir a más migración.

Como destaca este informe, el papel de la sociedad civil es crucial. Las organizaciones de la sociedad civil en Centroamérica y México son fuertes y profesionales; han hecho contribuciones impresionantes al diagnóstico de los problemas de la región, a menudo con un riesgo considerable para ellos mismos. Pero para lograr un cambio duradero en las instituciones públicas, el Estado debe hacer su parte. Creemos que el sector privado tiene un papel importante que desempeñar. Si bien algunos intereses empresariales están vinculados a la corrupción, otros están invirtiendo tiempo y energía en apoyar medidas para fortalecer el Estado de derecho, la transparencia y la rendición de cuentas.

Si se busca atender las causas fundamentales de la migración centroamericana, se deben tomar medidas en el presente que probablemente solo darán sus frutos en unos años. Si bien los problemas son difíciles de atender, creemos que un marco regional sólido e integral, como el que se describe en nuestro informe sobre la corresponsabilidad regional [agregar hipervínculo] proporcionará el espacio político para atender algunos de estos problemas. En este informe, consideramos cuestiones relacionadas con el Estado de derecho y la rendición de cuentas, la corrupción y la violencia criminal, cuestiones que están relacionadas entre sí y que, como veremos en el próximo informe, también afectan profundamente la pobreza, la desigualdad y el riesgo de desastres. Estos temas no pueden abordarse sin enfrentar problemas fundamentales de gobernabilidad en los que la corrupción se ha arraigado. regional cooperation co-responsibility will provide the political space to deal with some of these issues. In this report, we consider issues around rule of law and accountability, corruption, and criminal violence — issues which are related to each other and which, as we will see in the next report, also deeply affect poverty, inequality, and disaster risk. These issues cannot be addressed without confronting fundamental problems of governance in which corruption has become entrenched. “Poor governance is what underlies violence, impunity, insecurity and lack of economic investment. And all of the region’s governments either abet or embody corruption” (Call 2021).


Este documento se basó en los documentos de referencia elaborados por Jaime Ordoñez sobre el Estado de Derecho (La pobreza como causa esencial de la expulsión humana y la migración (Centroamérica 2021-2022)), y Pamela Ruiz sobre la violencia criminal (Criminal Governance in Northern Central America, en inglés unicamente).


El Grupo de Trabajo de Centro y Norteamérica sobre Migración es un foro no gubernamental de académicos, líderes de la sociedad civil y del mundo empresarial, y antiguos responsables políticos en diálogo con funcionarios gubernamentales actuales, creado para facilitar un diálogo de soluciones ampliamente impulsado entre los países implicados en la crisis de la migración y el desplazamiento forzado en la región. Iniciado por el World Refugee & Migration Council (WRMC, Consejo Mundial de Refugiados y Migración) con el Centro de Estudios México-Estados Unidos, El Colegio de México, el Migration Policy Institute (MPI) y el Diálogo Interamericano, el grupo de trabajo emitirá recomendaciones concretas para una acción colectiva y regional basada en la investigación de pruebas para promover el reparto de responsabilidades en toda América del Norte y Central.

Autores

  • Elizabeth Ferris es vicepresidenta de investigación en el Consejo Mundial para los Refugiados y la Migración, profesora de investigación en el Instituto para el Estudio de la Migración Internacional de la Escuela de Servicio Exterior de la Universidad de Georgetown y profesora adjunta en la Escuela de Derecho de Georgetown. De enero a septiembre de 2016, fue asesora principal de la Cumbre para los Refugiados y los Migrantes de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. Actualmente es asesora experta del Grupo de Alto Nivel sobre el Desplazamiento. De 2006 a 2015, fue becaria principal y codirectora del Proyecto Brookings-LSE sobre Desplazamiento Interno, donde trabajó para apoyar la comprensión y la protección de los desplazados internos.