Informe Resumido del Grupo de Trabajo: Principales recomendaciones

Grupo de Trabajo de Centro y Norteamérica sobre Migración

Mayo de 2022

El Grupo de Trabajo sobre Migración de Norte y Centroamérica es un foro no gubernamental de académicos, líderes empresariales y de la sociedad civil, así como de exfuncionarios públicos, que se estableció para facilitar un diálogo amplio entre los países involucrados en la crisis de migración y desplazamiento forzado en la región, con especial énfasis en los tres países del norte de Centroamérica: El Salvador, Guatemala y Honduras. Iniciado por el Consejo Mundial de Refugiados y Migración con el Centro de Estudios México-Estados Unidos, El Colegio de México, el Instituto de Política Migratoria y el Diálogo Interamericano, y apoyado por el Gobierno de Canadá, el Grupo de Trabajo se ha reunido mensualmente desde mayo de 2021 para desarrollar recomendaciones concretas para la acción regional colectiva y atender tanto las necesidades inmediatas de las personas migrantes como los problemas de gobernanza y seguridad económica a más largo plazo que las impulsan a embarcarse en viajes a menudo riesgosos hacia Norteamérica.

Éste ha sido un proceso intensivo de consulta. El Grupo de Trabajo ha consultado a académicos expertos, representantes de la sociedad civil y del sector privado, funcionarios gubernamentales y representantes de Naciones Unidas, para desarrollar sus recomendaciones. También se formaron grupos de trabajo más pequeños que atendieron temas específicos, desde la protección humanitaria en la región hasta el desarrollo de rutas migratorias alternativas. Se han emitido cinco informes preliminares que proporcionan análisis y acciones sugeridas. También se han encargado y publicado 12 artículos de investigación. 

Las recomendaciones de alto nivel del Grupo de Trabajo son las siguientes:

  • Se requiere un enfoque integral, estratégico y regional para atender la migración desde el norte de Centroamérica. Ningún país puede hacer frente a las complejidades de la migración por sí solo. Los gobiernos centroamericanos, junto con la sociedad civil y el sector privado deben intensificar los esfuerzos para atender los factores políticos y económicos sistémicos que han llevado a millones de personas centroamericanas a abandonar sus países.
  • Los gobiernos del norte de Centroamérica deben atender los impulsores políticos, económicos e institucionales de la migración. No existen soluciones rápidas para este propósito; es necesario un cambio político, institucional y económico fundamental. Si bien se necesita inversión extranjera en las economías centroamericanas, también deben atenderse los problemas sistémicos de voluntad política y corrupción para reducir el riesgo político. El respeto a los derechos humanos y el Estado de derecho son necesarios para proporcionar seguridad humana y educación. Además, se debe fortalecer la atención de la salud y la infraestructura social. Esto requerirá tiempo y voluntad política. Si bien los gobiernos de los países de origen de las personas migrantes deben demostrar un compromiso con el cambio, otros gobiernos de la región deben dar un paso al frente para apoyar estos esfuerzos. 
  • Estados Unidos, Canadá y México deben ampliar la disponibilidad de vías legales para que las personas centroamericanas migren, por medio de la migración laboral o por vías de protección. Los centroamericanos migran por medios irregulares porque simplemente no hay suficientes vías para hacerlo legalmente.
  •  Todos los actores regionales —desde los gobiernos centroamericanos hasta los donantes, las ONG internacionales y las instituciones financieras— deben encontrar formas de apoyar la participación activa de la sociedad civil para atenderlos factores que impulsan la migración, apoyar a los migrantes y retornados y abogar por los cambios de política necesarios. Los actores de la sociedad civil están desempeñando un papel humanitario valiente en la región, pero están amenazados y carecen de recursos.

El Grupo de Trabajo ha desarrollado 70 recomendaciones con más de 80 páginas de antecedentes en informes provisionales sobre aspectos específicos de la migración centroamericana. En este informe resumido, destacamos algunas recomendaciones en cada una de las seis áreas de enfoque, incluidas las recomendaciones que se pueden implementar en los próximos meses, así como aquellas que mostrarán resultados a largo plazo, pero que deben comenzar ahora. Entendemos que los líderes políticos deben tomar medidas inmediatas. Si bien puede ser políticamente conveniente posponer las acciones cuyos efectos probablemente se verán dentro de unos años, si no se toman medidas para atender los impulsores a largo plazo de la migración, las presiones seguirán aumentando. Creemos que todos los gobiernos de la región tienen la responsabilidad de tomar acciones que reduzcan las presiones sobre los centroamericanos para que abandonen sus países y apoyen a quienes migran. Más importante aún, creemos que esas acciones deben tomarse de manera concertada y con todos los países de la región trabajando juntos.

En las siguientes secciones se exponen las principales recomendaciones en cada una de las seis áreas de interés del Grupo de Trabajo:

  • Desarrollar un enfoque regional integral y estratégico de la migración centroamericana
  • Proteger a las mujeres, los niños, las poblaciones indígenas y los desplazados internos en el norte de Centroamérica
  • Desarrollar vías alternativas de migración
  • Abordar los impulsores político-institucionales de la migración
  • Abordar los impulsores económicos y medioambientales de la migración en el norte de Centroamérica
  • Cambiar la narrativa y apoyar la integración

Las recomendaciones clave de cada una de estas secciones se elaboraron a partir de una serie de documentos de investigación correspondientes encargados por el Grupo de Trabajo, así como de informes provisionales detallados con recomendaciones adicionales, todos ellos disponibles en el sitio web del Grupo de Trabajo de Centro y Norteamérica sobre Migración, wrmcouncil.org/grupodetrabajo.

¡Atender los factores que impulsan la migración, proteger a las personas en la región y defender los derechos de los migrantes en todas las etapas de sus viajes no son tareas sencillas! Se necesita voluntad política, recursos económicos y pensamiento creativo. El Grupo de Trabajo está convencido de que existe el capital humano, político y financiero en la región para enfrentar estos desafíos. El momento de comenzar es ahora.