Reporte interino y recomendaciones — Protección humanitaria en la región: un estado de emergencia

Reporte del Grupo de Trabajo de Centro y Norteamérica sobre Migración

Resumen ejecutivo

El Grupo de Trabajo de Centro y Norteamérica sobre Migración fue creado con el objetivo de presentar ideas audaces con un enfoque integral sobre la migración centroamericana en un contexto regional amplio. Si bien buena parte del trabajo del Grupo se enfocará en las causas más profundas de la migración, incluyendo los factores económicos y ambientales, las urgentes necesidades de protección, exacerbadas por la pandemia de Covid-19 y los huracanes consecutivos, nos han llevado a considerar la protección humanitaria en la región como nuestro primer tema de interés. Sugerimos un enfoque multinivel, que cubra toda la ruta migratoria, desde el origen hasta el destino, para proporcionar protección a las personas en sus propias comunidades, cuando son desplazadas dentro de su país, cuando se encuentran en tránsito en otros países y cuando buscan protección en países, ya sea vecinos o distantes.

Aunque la función principal de los gobiernos es garantizar la seguridad de sus ciudadanos, en ocasiones no pueden o no quieren hacerlo. Por ello, las organizaciones de la sociedad civil desempeñan un papel clave en la protección y la asistencia de poblaciones en situación de riesgo. El Grupo de Trabajo reitera que la sociedad civil es indispensable para atacar estos problemas y exhorta a los gobiernos a reconocer las fortalezas de la sociedad civil como una expresión de gobernanza democrática.

Al estudiar el tema de protección humanitaria en la región, nos enfocamos en cuatro dimensiones y desarrollamos recomendaciones para cada una de ellas, tanto para gobiernos como para actores internacionales y la sociedad civil.

Protección de mujeres, niños y otros grupos altamente vulnerables en Centroamérica y México. Dados los altos niveles de amenaza hacia mujeres y niños, hacemos un llamado a desarrollar un consorcio de mujeres centroamericanas, que lidere los esfuerzos para diseñar estrategias e implementar programas en apoyo de las mujeres, las niñas y los niños. Exhortamos a los gobiernos y a la sociedad civil a que tomen medidas adicionales para proteger a estos grupos, incluyendo el despliegue inmediato de misiones regionales de observación sobre la protección de los niños.

Mayor atención al desplazamiento forzado interno. Mientras que los migrantes transfronterizos reciben mucha atención, las personas desplazadas internas (PDI) han pasado prácticamente desapercibidas. Por esta razón, hacemos un llamado a los gobiernos de la región para que diseñen e implementen políticas para proteger y apoyar a las PDI. También exhortamos a los actores internacionales a que apoyen y protejan a las organizaciones de la sociedad civil que trabajan con PDI y otras víctimas de violencia.

Fortalecimiento de las leyes y la capacidad de asilo en toda la región. Hacemos un llamado a los gobiernos de la región a que revisen y actualicen sus leyes y regulaciones en materia de asilo y que apoyen a las oficinas a cargo de estos temas, con recursos humanos y financiamiento. Exhortamos a los gobiernos de Estados Unidos y Canadá a que, de manera urgente, hagan excepciones a las disposiciones sobre la Covid-19, para que las personas solicitantes de asilo puedan entrar a sus territorios. Las organizaciones de la sociedad civil y aquellas lideradas por refugiados deben ser incluidas en el proceso de creación de las políticas públicas en materia de asilo.

Protección de las personas migrantes en tránsito. Dado lo peligroso del trayecto migratorio, exhortamos a los gobiernos de todos los países de tránsito a tomar todas las medidas posibles para garantizar la seguridad de las personas migrantes, incluyendo el acceso a vacunas contra la Covid-19. Asimismo, los instamos a continuar sosteniendo los esfuerzos de la sociedad civil en apoyo de esta población.

Proteger a las personas de la región es un paso que puede y debe darse ahora. Atender temas de largo plazo, tales como la pobreza, la gobernanza, las pandillas, el cambio ambiental y la corrupción, es esencial para reducir la necesidad de grandes cantidades de personas de dejar sus países. Estos asuntos serán atendidos más adelante por el Grupo de Trabajo. Mientras estas causas profundas no se corrijan, es posible que muchas personas centroamericanas continúen sintiendo la necesidad de dejar sus países atrás.

Aprender más sobre el Grupo de Trabajo de Centro y Norteamérica sobre Migración.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *